Estamos ya a menos de 90 días para terminar el año es un buen momento para revisar las metas y empezar a hacer un plan para el siguiente año. Por ello quiero contestar una pregunta que me hicieron llegar y es ésta:

¿Cuál es la diferencia entre metas e intenciones?

Antes de ponerte metas, comienza con una clara intención

La respuesta a la pregunta anterior, es sencilla pero crucial para que tú puedas alcanzar ambas. Déjame te explico: antes de tu que tú te pongas metas:

  • financieras
  • en tu negocio
  • tu carrera profesional
  • relaciones personales
  • bajar de peso o estar en mejor forma física

Debes tener una clara intención. Tu intención es en realidad el “porqué” detrás de tus metas, es como una visión de largo plazo que tú tienes en tu futuro… es en realidad, una afirmación energética que describe tu éxito, el cómo se siente y se ve en esta área particular de tu vida que tanto deseas.

Una vez que ya tienes eso clarificado el siguiente paso es crear metas – especificas, concretas, medibles que estén alineadas con tu intención.

Que sucede al ponerte metas sin clarificar tus intenciones

  1. Vas a ponerte metas que van a estar por sin ningún lado, y sin dirección alguna.
  2. Puede ser más sencillo que te des por vencido, cuando las cosas se pongan difíciles, porque no te sientes súper conectado con el futuro que estas tratando de crear.
  3. Puede que alcances algunos resultados, pero no los que te hacen sentir inmensamente feliz y realizado.

Pero cuando tú eres guiado por una clara intención y te pones metas alineadas con esta, todas las fuerzas del universo se organizan para que lo imposible se haga posible.

Déjame clarificar esto: digamos que el área de tu vida que quieres generar un cambio es tu salud… tu cuerpo. Quizás lo que quieres lograr es perder peso y disfrutar una mejor condición física.

Veamos lo que sería una clara intención: vivo mi vida con radiante salud, llena de energía y vitalidad y disfruto de mi vida al máximo con la gente que más amo. ¿Puedes sentir lo claro que es esta intención? Es positiva, te da poder, te da inspiración y describe un futuro que tu quieres tener.

Una vez que ya tienes clara tu intención, creas tu metas que te van ayudar hacer esto realidad.

Ejemplo de metas

  • Alcanzar el peso deseado en cierto tiempo
  • Correr tu primer maratón para cierta fecha
  • Completar 30 días de limpieza de tu sistema para cierta fecha.

Date cuenta que “cada meta” tiene al final de la oración una fecha. Para asegurarte que tus metas son especificas y medibles es necesario que le pongas fechas para alcanzar esto.

4 Pasos para hacer poderosos cambios en tu vida

Si combina estos 4 poderosos pasos vas a sorprenderte de que tan rápido suceden las cosas en tu vida:

1. Ten tus intenciones claras.
2. Proponte metas específicas y medibles. Enfócate en decir en voz alta estas metas para ti mismo.
3. Visualízate a ti mismo alcanzando estas metas de forma diaria (inclusive si tan solo son unos minutos es muy efectivo).
4. Empieza a tomar pequeñas acciones, no importa que sean grandes o pequeñas, para alcanzar estas metas y que esto que deseas sea una realidad.

¿Has intentado estos sencillos pasos alguna vez? ¿Nunca lo has intentado y es la primera vez que escuchas de ellos, ¡ Comparte tus comentarios conmigo!

[Crédito de la imagen: Morguefile]