Mucha mujeres se preguntan si realmente son capaces de jugar o soñar en grande y llegar a sus metas y objetivos.

Tener un negocio no es acerca de jugar a lo seguro, o de esconder nuestra existencia en la mediocridad.

Un negocio exitoso es acerca de jugar a lo grande y ofrecer a tus prospectos y clientes un servicio que los ayude a tener de alguna manera una mejor calidad de vida; de esta forma estos estarán felices de invertir su tiempo y dinero en tu negocio a través de ti.

Hace tiempo no tenía la idea de invertir en mi negocio para recibir ayuda para crecer en todo sentido.

Era algo increíblemente difícil para mi.

Hacia finales del 2013, precisamente con 8 meses de embarazo, fue cuando tomé una de las mejores decisiones en mi vida.

Sabía en mis adentros, que no podría tener el negocio de mis sueños y el estilo de vida que deseaba para mi y mi futura familia, si seguía jugando a lo seguro, (en la ligas menores, un término usado en el béisbol).

¿Cómo lo supe? Porque me sentía frustrada ya que mis ingresos tenían un tope; trabajaba mucho y realmente necesitaba ayuda.

Estaba decidida a dar un gran salto y no podía esperar más.

Mi deseo de ser una mujer exitosa era mucho más grande que mis propios miedos.  Así que a mediados de Octubre, contraté a una Coach muy reconocida en los Estados Unidos, Kendall SummerHawk, para que me ayudara a impulsar mi negocio.

Así que, con un nudo en la garganta y un gran deseo de mi corazón, me puse en acción y me inscribí para solicitar un espacio con ella en el grupo Stars.  Todo me daba la señal de que era hora de convertirme en esa estrella que estaba soñando ser.

Con miedo y angustia de cómo le iba hacer para pagar la inversión, hablé con mi coach y ella con mucho amor me motivó a continuar.

Después de tener a mi bebé, me dediqué a cuidar de ella y a recuperarme (física y emocionalmente) por completo durante 3 meses.

Después de este tiempo, mi deseo tomó fuerza y en tan solo un mes de poner en práctica lo que aprendí de mi coach, generé la misma cantidad de dinero que había generado en todo el año pasado.

La mediocridad y el miedo es lo que mata muchísimos negocios: La gente no está dispuesta a jugar a lo grande y sobre todo no está dispuesta a cambiar su mentalidad para triunfar, no importa lo que pase.

Y te puedes preguntar ¿Que fue lo que me hizo tomar esa decisión?

Bueno, mi deseo de tener el estilo de vida que quiero para mi y mi familia, mi deseo de vivir una magnífica experiencia en esta tierra. Sabía que si quería lograr esto, no podía seguir jugando a lo seguro y vivir en mis miedos.

“Nunca en mi vida he envidiado a un ser humano que ha vivido una vida fácil. He envidiado a personas exitosas que vivieron una vida difícil y triunfaron. -Theodore Roosevelt

La gente siempre va hablar, entonces juega a lo grande y déjalos que hablen cosas buenas de ti.

Muchas mujeres viven en la mediocridad, una vida de insatisfacciones y se preguntan porque no pueden cambiar su vida.

Yo quería dejar una huella de amor para mi hija, quería que se sintiera orgullosa de su madre; así que dejé a un lado esos miedos y contraté a mi coach para que me ayudara a llevar mi negocio y mi mensaje hasta donde yo quería llevarlo.

Mucha gente piensa que tengo muchos años trabajando en mi negocio, pero la verdad es que no así, solo tengo 2 años y apenas hasta ahorita estoy haciendo el dinero que quiero.

No ha sido fácil, eso es definitivo; pero realmente ha valido la pena el viaje.

La gente que quiere “jugar a lo seguro,” es la gente que se esconde detrás de sus propias historias de miedo o excusas, gente que se esconde detrás de su computadora.

Lo que necesitas para jugar en grande está en tus manos. La mediocridad y el miedo han hecho desistir a muchas personas y negocios.

4 formas de jugar en grande para conseguir tus metas y objetivos

 

1.- Se única y aprende a utilizar tus dones.

Algunas veces la gente piensa que es egocéntrica si trata de brillar o sobresalir y usar sus dones.  No tiene ninguna gracia el permanecer escondidos o tratar de hacer lo que los demás hacen.

El éxito y la riqueza vienen de forma facil y rápida a ti si usas esos dones con los que naciste.

Vas a dejar de sufrir por tratar de sobresalir y te vas a sentir bien contigo misma, te convertirás en una persona entusiasta y llena de felicidad. Haz lo que está en tus manos para mejorar tus habilidades y convertirte en esa jugadora de las grandes ligas.

2.- Aprende de los que ya recorrieron el camino.

Muchas cosas ya se han logrado e inventado con anterioridad, no trates de inventar el hilo negro.  Es mejor y más rápido si aprendes de aquellos que lograron tener el éxito que tu deseas.  Busca a un coach y déjate guiar por él o ella.

3.- Cambia tu perspectiva.

No es acerca de ti, es acerca de a quienes vas ayudar y servir. El que tu sigas jugando en las ligas menores no va ayudar a la gente que tu quieres.  No vas a poder crear un impacto o dejar una huella si sigues en el mismo lugar. Deja de compararte y ponte en acción, ten en cuenta que llevas mucho más recorrido que muchas personas y ellos te necesitan.

Deja de jugar en las ligas menores y atrévete a jugar en las grandes ligas.  Permítete ser visible para aquellos que requieren de ti y ayúdalos con tus servicios.

4. Déjate llevar por el poder de tus deseos.

Adéntrate en tu deseo, ¿qué es exactamente lo que deseas alcanzar?.  Escríbelo con todos los detalles que puedas, date el permiso de sentirlo. Escribe en un diario como si le estuvieras escribiendo a un amigo y lo escribes a 6 meses en tu futuro, como si estoy ya hubiera pasado, como si ya hubieras alcanzado tu meta.

Cree en la vida de tus sueños, pero lo más importante, toma acción y déjate guiar por alguien que ya esta en donde tu quieres llegar.

Me encanta saber de ti, déjame tus comentarios y dime que crees que es lo que te mantiene jugando en las ligas menores.

¿Te gustaría estar jugando en las grandes ligas y alcanzar tus metas económicas y profesionales?

Entonces aplica para a TU sesión estrategica AHORA.