Seamos honestos, la mayoría de las mujeres evitan tener conflictos, les sacan la vuelta y prefieren no enfrentarlos. Pero el no enfrentarlos tus conflictos puede causar un efecto en cadena que puede drenarte emocionalmente, puede llevarte a deudas o perder relaciones importantes para ti.

Por ejemplo digamos que tienes un problema con tu esposo respecto al dinero y tú piensas que está haciendo un gasto innecesario en algo que no se requiere en la casa y tu, por no tener una discusión con el, prefieres no decirle nada y al final hace la compra.

Con el paso de los días, el se da cuenta del error y molesto porque tu si lo viste y no le comentaste nada, tienen una discusión muy fuerte. O digamos que tu como hombre, te estás dando cuenta de los gastos compulsivos de tu esposa y por tratar de evitar una discusión, le sigues permitiendo que siga igual, provocando que la deuda que tienen en las tarjetas de crédito se haga mas y mas grande. (Créeme, esto ya lo he visto mucho). Tú ves el problema, tú sabes que necesitas hacer algo y pararte en tu poder… pero te detienes a ti mismo.

El problema es el miedo

Muchísimo tiempo atrás en la historia, una mujer sola tenía muy pocas oportunidades de sobrevivir, por lo que las mujeres desarrollaron la habilidad de adaptarse con el afán de sobrevivir, por lo que evitaban decir o comentar sus opiniones. En un nivel más profundo una mujer tiene miedo de hablar, porque piensa que no va a sobrevivir o porque el hombre no la va a tomar en cuenta. Al igual los hombre que evitan enfrentar los problemas, tienen miedo de que las mujeres no los tomen en cuenta y se sientan abandonados.

Es por esto, que aun hoy en estos tiempos de libertad emocional, financiera y física, hay hombre y mujeres que prefieren evitar los problemas por miedo a no satisfacer las necesidades de los demás, dejándose a un lado ellos mismos.

¿Cómo puedes evitar conflictos?

Estos consejos podrán ayudarte a enfrentarlos con gracia y poder y al mismo tiempo evitarlos.

#1 Deja de estar chismeando y habla por ti mismo. Lo primero que hacen las mujeres es ir hablar con la comadre o amiga, y terminando se van con la otra y de esta forma están evitando enfrentar el problema y piensan que se van a desahogar.Deja de pensar que vas a ofender a alguien si hablas directamente. Si quieres convertirte en esa persona que desea ser y lograr tus sueños tienes que hablar por ti misma y dejar de evitar conflictos. Los conflictos en realidad son buenos ya que siempre tienen el poder de enseñarte algo más de ti y esto es TU PODER DE HACERLO, toma acción y al ataque mis guerreras lleva a cabo esa conversación que por tanto tiempo has evitado.

#2 Apodérate de tus sentimientos Antes de empezar cualquier conversación, toma un minuto para encontrar claridad y fuerza y preguntante a ti mismo: “¿Qué es lo que más me molesta de esta situación? ¿Por qué es esto?, ¿Qué es lo que me hace sentir? Los conflictos no “solamente pasan porque si”, una vez que tu ya tienes identificado tus sentimientos y el centro de estos, permítete a ti mismo ir directamente a los hechos, en lugar de irte por las ramas y evitar una vez más la confrontación, esto te ayudara a salir de ese lugar de culpa y victimismo.

#3 Posiciónate como un líder de la conversación. La gente aprecia cuando tienes claridad y vas directamente al grano, si tú te vas por las ramas lo único que vas hacer es caer en un dime y diretes. Sigue lo siguiente para ayudarte en tu conversación: • Ten claro tu tema a hablar, y siempre ten en mente que está conversando no discutiendo. • Ten en mente cual es el resultado que deseas y porque y si tienes una razón mucho mejor, (solo recuerda la razón que das, no es basada en emociones, sino en hechos) • Ten el control de cómo quieres que la conversación fluya • Se flexible para propiciar acuerdos entre ambos. Aquí te dejo un ejemplo, úsalo: “Me gustaría hablar contigo __________ de_______________.

Veo que tenemos un problema y me gustaría arreglarlo, pero sobre todo entender tus motivos para que juntos podamos avanzar en la dirección correcta. Me gustaría empezar diciéndote mis razones del porque creo que no está bien (y enumeras, solo recuerda que sean hechos, no emocionales), por lo que a mí me hace sentir (y enumera la forma en que te hace sentir). Lo que a mí me gustaría que pasara seria _____(enumera lo que a ti te gustaría). (Y termina la plática con): ¿Cómo es que a ti te hace sentir esto?, y ¿Por qué?

#4 Sé consciente de “el niño interior” va actuar.  No te sorprendas, si empiezas a escuchar reproches o culpas y entra en el papel del victimismo. Es normal que cuando alguien es confrontado de esta forma pueda actuar como un niño, así que prepárate.Lo mejor que puedes hacer es no engancharte en la discusión y salir lo más rápido de ella, volviendo al punto inicial que es recordarle que estamos hablando no discutiendo. Mantente sereno y ten el control de la conversación.

#5 Para ser entendido tienes que entender a la otra persona primero A la gente le gusta ser entendido, escuchado, reconocido. Toma unos minutos para empezar la conversación y dale el permiso a la otra persona que se exprese de la misma forma en que tú lo estás haciendo. De esta forma te va ayudar a tener un mejor resultado y mucho más rápido.

Mi consejo para cualquier clase de conflicto, y sobre todo si se trata de dinero es: La energía esta en ti, no permitas que esta energía se drene, platicándolo una y otra vez con cuanta persona se te presente, mejor enfócate en los resultados que quieres y que te hace sentir eso. Toma el coraje y habla con esa otra persona.

¿Cuál es tu forma de enfrentar los conflictos y que resultados obtienes? ¡Comparte tus comentarios abajo!.