Mucha gente no tiene negocio propio y si le gustaría lograr un ascenso. En esta parte final de esta serie de “Mi relación con el dinero” es acerca de tu trabajo y algunos consejos que te comparto para que lo logres

Cuando tú elijes poner un negocio, es porque idealmente estas siguiendo tu pasión, y vivir la vida bajo tus propios términos.  Pero las reglas de los negocios pueden fácilmente aplicar a tu trabajo.  Un trabajo que valore tu tiempo y tus conocimientos y uno que te pague lo que realmente mereces.

Viniendo del mundo corporativo (ventas), me pude dar cuenta que tuve los mejores resultados (en trabajo e ingresos) cuando creía en mi valor propio y se veía reflejado en mis ventas por lo tanto en mis ingresos.

Mis ingresos no se vieron reflejados por la mala economía o la recesión económica, ya que muchas personas dicen que no pueden tener mejores trabajos o ventas por la situación económica en el mundo.

Mis ingresos altos o bajos estaban directamente reflejados de acuerdo  a lo que pensaba de mí en esos momentos.

Cuando pensaba que iba a lograr una gran venta, o bien a conseguir un mejor empleo, simplemente lo hacía y no me tardaba más de 15 días en lograrlo, porque simplemente sabía que así sería.

Al final de mis 10 años del mundo corporativo, llegó mi momento de dar otro salto más mucho mayor.  Constantemente vivía bajo la creencia de que debería de estar agradecida de estar ganando lo que estaba ganando y de tener un trabajo ya que muchos no lo tenían, a pesar de que trabajaba largas horas al día.

Me estaba convirtiendo en un número más de las estadísticas, que era esencialmente: ” se feliz con lo que tienes y no te quejes”.

Pero ¿dónde estaba el amor en eso, respeto y apreciación?

Junio 2008-  Mí entonces jefe (promotor) me hizo sentir que si no estaba generando ventas no valía nada y a pesar de estar viviendo el luto de mi padre.

Yo tenía que hacerme garras corazón y ponerme a vender porque tenía que cumplir una meta (número) dar resultados a la compañía ¿había generado ventas impresionantes en los meses anteriores y no me merecía un poco de tiempo para sanar?

Ok, lo acepto esa no fue la intención de mi entonces jefe, pero era una etapa muy sensible para mí, esta viviendo la pérdida de la persona más querida para mi.

Días después de la plática que tuve con mi entonces jefe, pensé “lo voy a lograr, voy hacer todo por lograrlo, pero ahora por este otro sueño que tengo” y tomé la decisión de que era tiempo suficiente de llorar y de ser la pobre víctima porque había fallecido su papa. Para el final de ese año, yo ya estaba otra vez haciendo el dinero que yo quería.

Sin embargo estaba tratando a mi trabajo como algo que necesitaba para lograr esto otro que deseaba, no sentía la pasión de antes por lo cual no estaba haciendo lo que había hecho antes.

#1. Ama lo que haces, aun si eso no es lo que tú realmente quieres.

Le empecé a inyectar amor a lo que hacía, por respeto a mí misma y al hombre que había conocido y me quería casar con él.

Empecé a darle poder a mi autenticidad y a mi voz a través de mis acciones y a poner límites para hacerme respetar como lo que soy. ¡Y volví a tener el control de mi vida! Empecé a trabajar de forma inteligente

Y de no sé de donde empecé a generar una vez más ventas y éstas representaban lo que yo estaba sintiendo sobre mí.

Cuando te respetas a TI misma y no permites que otros dicten sobre tu vida y tu valor, tú puedes cambiar tu destino financiero.

Empieza por aprender a poner tus propios límites y no permitas que nadie te dicte lo que debes hacer o lo que vales.

Como incrementar tu poder de negociación

#2. Conocimientos y preparación es poder.

Cuando tú quieras discutir un aumento de sueldo o hacer alguna negociación con un cliente, el mejor momento de hacerlo es cuando sientes que tienes el poder en tu interior, no cuando te sientes frustrada o cansada.

No trates de tener ninguna discusión acerca de dinero, con tu jefe o cliente hasta que hayas hecho una pequeña investigación y sepas bien cuánto debería ser tu aumento (salario o lo que te deberían de pagar).

De otra forma lo único que estás haciendo es darle el poder a la otra persona de decirte NO y de que tú te sientas mal. Después desde ese lugar de poder, diles cómo te sientes y porque mereces el aumento (salario o precio a pagar).

Explica el valor que estás dando sobre tu trabajo y los éxitos obtenidos.

Si aún así, te salen con lo mismo de siempre de: “los tiempos están muy difíciles, apreciamos mucho tus esfuerzo, pero de verdad creemos que deberías de estar feliz con lo que tienes”.  Te sugiero que empieces a buscar en ese mismo momento otro trabajo en donde si te valoren o bien dejes ir a ese cliente para darle oportunidad a otro más que llegue.

Si tu jefe no aprecia o reconoce tu valor a este punto, no lo va hacer nunca.

Honestamente tú vales mucho más que eso, no pierdas tu tiempo y energía donde no eres apreciado y empieza a buscar alguien que si te aprecie y esto como ya lo mencione también aplica para los clientes.

#3. Como lograr que te paguen más o te den un ascenso

¡No te quedes sentada y empieza a buscar otro trabajo o más clientes!

El dejar las cosas así nada más y quedarte sentada va hacer que tu vocecita interior te diga porque: “No eres suficiente, no vales, eres mujer, no hay trabajo, es mejor que te quedes en donde estas, bla, bla, bla”  Ignora esa voz.  Recuerda que el éxito es 80% una forma de pensar, el 20% restante es poner tu propio esfuerzo.

Cada minuto que dejes pasar sentada sin hacer nada, estas robándote a ti misma de una mejor vida y un trabajo (o clientes) que te den satisfacción.

#4. Para conseguir lo que quieres en la vida, tienes que sentirte cómoda con lo incómodo.

Lo único que te impide que consigas el trabajo que deseas (o clientes) es que te percibas a ti misma como lo que realmente vales.  Si en lugar de ir a buscar un trabajo para sustituir el actual o el que tenías, vas con la idea de que vas a conseguir un mejor puesto, esa es la mejor arma que tú tienes para lograrlo.  Puede que se sientas extraño al principio, y que te saque de tu zona de confort pero si eso está pasando entonces vale la pena.

Te reto a que hagas el intento, velo tan solo como un experimento, como un juego.  De esta forma tú no te vas a sentir atada a un resultado final, y no te hará sentir mal sino lo consigues.  Sin embargo te puedo asegurar que te sorprenderás de ver lo que consigues.

Un último consejo: Solo actúa COMO SI, eso que deseas fuera ya una realidad, cambia tu energía y empieza a tocar puertas que nunca antes habías considerado. Deja de sentir que estás luchando contra la corriente y empieza a vivir de acuerdo a lo que realmente vales.

¿Te das cuenta de cómo estos 3 blog post están ligados entre sí?  Puedes encontrar el patrón en estos – ¿Te das cuenta de cómo manejas tu dinero, manejas tu vida?

En las relaciones, negocios y trabajo, tienes que aprender a valorarte primero  ti y aprender a poner límites y saber decir NO. Tienes que respetarte a ti mismo.

Si siempre pones a los demás primero que a ti en tu vida, entonces es como estas manejando el resto de áreas de tu valiosa vida.

Si quieres tener más dinero, más clientes o mejores relaciones, tienes que empezar amarte y respetarte a ti  mismo, sobre todo sentirte bien contigo mismo si quieres que la vida te devuelva lo mismo.

Tienes que estar en alineación con lo que quieres atraer a tu vida. Si haces esto la abundancia entrarás a tu vida sin ningún esfuerzo.

Me encantaría escuchar cuales son las 3 afirmaciones positivas que usas en tu semana. Y si no tienes ninguna que es lo que te estas repitiendo que no te está ayudando a lograr esa cantidad de dinero que deseas ganar.

[Crédito de la imagen: Unplash.com]