Una de las razones del porqué las mujeres empresarias dejan tanto dinero en el piso, es porque no saben decir no. Esto debe de ser una práctica en todas y cada una de las mujeres que quieren salir de situación de estancamiento en sus negocios y en sus vidas personales.

La verdad es que es todo un arte el saber decir no.  Tengo clientas que tienen tanta dificultad para decir no, que simplemente dejan ir el dinero de sus manos por ese motivo y cuando se dan cuenta de esto, por lo general me dicen: “no me había dado cuenta de esto, de verdad que lo hago de forma inconsciente”. 

Y a que me refiero con el hecho de decir no, déjame te pongo algunos ejemplos para que me entiendas mejor a lo que me estoy refiriendo.

Situacion #1 en la que debes de decir No

Cuando un familiar o amigo te pide prestado dinero y tu apenas y tienes para pagar tus recibos, pero aun asi haces el esfuerzo y se lo prestas.

Como te hace sentir.

Por lo general cuando esto pasa, te sientes en la obligación de hacerlo porque no tiene a nadie más a quien acudir, pero cuando llega el momento de que tu necesitas el dinero, no ves la reciprocidad y tu te sientes defraudada, al mismo tiempo de que sientes que tu entregas el 100% y no recibes lo mismo

¿Que hacer?

Lo que te recomiendo que hagas es que no trates de resolver los problemas de los demás, si tu familiar o amigo estan en una situación apretada, no es responsabilidad tuya, es de ellos y tu tienes que aprender que esa situación es para su aprendizaje y al mismo tiempo el tuyo para que tu digas NO.

Simplemente diles, que pena pero la verdad es que no tengo dinero en este momento, ahora si que no puedo ayudarte.

Beneficio

All lograr esto, lo que estarás haciendo es empoderarte como persona y al mismo tiempo tapando fugas de dinero que tienes muy fuertes y que ni siquiera te habías dado cuenta de que las tenias.

Situacion #2 en la que debes de decir No

Cuando alguien te esta invitando un café para platicar de sus problemas y tu tienes mucho trabajo que hacer.

Como te hace sentir.

Por lo general cuando pasa esto, tu te sientes una vez más en la obligación de escuchar y de dedicarles el tiempo, sin embargo al no decirles que No puedes porque tienes mucho trabajo, lo único que haces quitarte importancia a ti misma y tus sueños, dándoles poder a los demás en lugar de a ti misma.

Cuando pasa esto, estás generando una fuga muy importante de tu tiempo y de tu energía, que por lo general se ve reflejada en dinero y en frustración porque no tienes el tiempo suficiente para terminar tus pendientes y dejas de trabajar horas por dedicárselas a otras personas, cuando esas horas serán mejor aprovechadas con tu familia.

¿Que hacer?.

En este caso es tan sencillo como manejar una agenda y ser muy estricta con esto.  Cuando una amiga te pida de tu tiempo porque necesita hablar, solo tienes que decir; dejame reviso mi agenda para ver a que hora nos podemos ver.

Al hacer esto, no le estas quedando mal a tu amiga y al mismo tiempo estas respetando tus horas de trabajo, así como tu horas de estar con tu familia.

Al llevar un control de tu agenda, muy bien establecida estaras diciéndoles a los demás que tu tiempo es muy valioso y que te respetas a ti misma y tu familia.

Con esto no digo que dejes de frecuentar a tus amigas y apoyarlas, sino que aprendas y ellas por igual, que hay ciertas horas en las que pueden platicar y apoyarse mutuamente.

Situacion #3 en la que debes de decir No

Cuando un cliente te pide más de lo que habían acordado.

Como te hace sentir. En la mayoría de los casos este tipo de clientes siempre va a tratar de sacar ventaja de ti y/o tus servicios.

Son clientes demandantes que te consumen muchísimo tiempo y no te pagan bien.  Por lo mismo sientes que pierdes tiempo muy valioso en ellos y quisieras quitartelos de encima, sin embargo tu mentalidad es; es mi cliente tengo que atenderlo.

Esto te hace sentir mal y cansada porque no te dejan avanzar en pendientes que realmente te van a dejar más dinero sobre la mesa, al mismo tiempo de que no te permiten incrementar tu productividad porque te distraen mucho.

¿Que hacer?

Primero que nada en este tipo de casos lo primero que tienes que hacer es cambiar tu mentalidad.

Si, es tu cliente, pero no es uno de esos clientes que te paga super bien por tus servicios y si uno que te quita el tiempo, entonces, no tengas miedo a decir No y a que se vaya y consiga alguien más, porque la realidad es que te estaría haciendo un favor y estaría liberando tu tiempo para dedicárselo a clientes nuevos que si te permitan hacer tu trabajo.

Ahora también algo que puedes hacer, es simplemente crear un contrato o acuerdo en donde estipule lo que vas hacer y si te sigue solicitando mas y mas, simplemente recuérdale de este contrato y coméntale que las siguientes asesorías tendrán un costo.

Al establecer un contrato de antemano con clientes, te da mucha más libertad para seguir atendiendo mas clientes y que están dispuestos a invertir en ti y tus conocimientos.  Al mismo tiempo que les envías una señal de que tu te valoras como mujer y persona.

Cuando haces esto, es simplemente darte poder a ti misma y delimitar muy bien tus funciones y tus límites.  Esto últimos son de suma importancia tanto en tu negocio como en tu vida personal y familiar.

Estos te ayudan a empoderarte y por lo mismo a no dejar tu dinero sobre el piso y que todo el mundo lo pisotee.

Tu tienes el poder de decir No con gracia y poder, de una forma elegante y yo te puedo asegurar (porque lo he visto conmigo y mis clientes) que en el momento en que lo haces, cosas mucho mejores empiezan a llegar a tu vida.

Al aprender a decir No estás elevando un estándar de calidad en tu vida de empresaria y personal.

No tiene nada de malo el decir No, al contrario, es muy saludable el hacerlo, eso te ayuda a definir límites y estos son críticos en tu negocio.

¿Cuáles son para ti las situaciones que más problema te causan al decir No? Y cuéntame que has hecho para lograrlo y que resultado has tenido?.