Voy a ser bien directa al decirte esto, y yo sé que para muchas personas va a sonar muy fuerte, sin embargo, la única forma que lo vas a entender es esta.

“Si tú no eres rico o no tienes la abundancia que deseas es porque estás instalado en una falta consciencia”, es decir, un software en tu cabecita que es el que no te deja salir de donde estás ahorita, y este software está instalado en tu mente subconsciente.

Si realmente quieres cambiar ese software que tienes en tu mente subconsciente, requieres ayuda para poder lidiar con la resistencia al cambio. Si estas completamente decidida hacer ese cambio que piensas y deseas, se te van a presentar resistencias, retos, subidas y bajadas y por lo mismo tú quieres tener a alguien a tu lado que te ayude y que te enseñe a lidiar con tu ego y con los trucos que este te va poniendo en el camino, para tratar de mantenerte en donde estas o regresarte hacia dónde estabas antes.

Y porque te estoy diciendo esto, el trabajo del ego es precisamente ese, mantenerte en donde estás el día de hoy. El ego tiene miles, sino es que infinidad de trucos que te va jugar y si tú no sabes cuales son estos trucos que el ego utiliza, jamás vas a llegar a alcanzar la abundancia que tu deseas.

La única forma de lograr esto que tanto deseas es, un deseo muy fuerte, irresistiblemente fuerte, en lo que tú de forma natural estarás inspirado a dar saltos gigantesco de fe y salir de esta situación en la que estás hoy.

También vas a requerir el deseo de mantenerte en pie hasta que tu visión se vuelva una nueva realidad y tu ego se acostumbre a ella, por eso el comentario que te digo de que tienes que saber que trucos son los que te juega tu ego.
La Fe es necesaria para poder dar estos saltos y dejar atrás esas sombras o dudas que atormentan tu nueva decisión, una vez que ya lo tomaste.

Lo que necesitas:

Antes de que esta nueva realidad sea parte de ti, 3 cosas tienen que estar en su lugar:
1. Tienes que quererlo con tanta fuerza que hasta puedas sentirlo
2. Tienes que dejar atrás las sombras o dudas de que si lo vas a tener
3. Debes de decidir SER la persona que lo tiene.

Ya vistos estos 3 puntos es necesario que también tengas en claro que debes de aplicar por igual la “ley del desapego” que dice: que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado.

Y a lo que en este momento que estás leyendo estás pensando, pero esto es una contradicción. Sí y no.
Si tu deseo de tener más abundancia (de dinero, de salud, de amor, de trabajo, etc.) es tan fuerte tú no puedes estar apegado a un resultado específico.

Es muy normal que mis clientes de coaching me digan: “es que quiero ganar más dinero, dime como hacerle, por favor Isa”, pero al mismo tiempo que me están diciendo esto, están pensando: “sí pero tiene que ser así y así y si no, no”. O bien, piensan: “Ok quiero esto, pero quiero que suceda de tal o cual forma“, o igual y otra muy común es: “Si pero ¿como es que va a pasar?”.

Qué hacer para tener más abundancia

#1.- Si  realmente estas decidido a cambiar tu situación actual y tienes un deseo muy fuerte, entonces no te quedes sentado y busca alguien que te ayude con las resistencias que se te van a presentar, alguien que sepa cómo manejar situaciones que tú no sabes.

#2.- Si tu deseo es tan fuerte como dices y ya buscaste a esa persona que te va ayudar con la resistencia, no te obsesiones con que tiene que ser de tal o cual forma si no, no.

#3.- Ya que tienes tu deseo fuerte y estás abierto a diferentes formas, tu deber es únicamente ponerte en acción, no cuestionar el cómo o dónde van a pasar las cosas. No te fijes en el final del camino, como bien dicen, sino en el paso a paso. Solo enfócate en hacer una cosa a la vez, termínala y luego continúa con la otra.

Tú también quieres convertirte en esa persona que lograr cuanto deseas y lograr toda la abundancia que desees, solo tienes que tomar la decisión y ponerte en acción.
Todos tenemos esa vocecita que nos está diciendo todo lo mal que hacemos las cosas. Comparte conmigo que son las cosas que te dice a ti y veamos si ¿son ciertas o no?

Prosperity & Money Coach